El tributo de la muerte

 

(Después de escribir lo que sigue se ha producido un nuevo suicidio: una mujer de Barakaldo se ha tirado por la ventana cuando iba a ser desalojada. ¡Rabia añadida!)

Circula por las redes sociales un chiste que pregunta qué se puede esperar de un país en el que Bribón es el yate del rey, Botín su principal banquero y Mato su ministra de Sanidad. Como gracia está bien. Yo añado el elemento trágico. Qué se puede esperar de un país en el que los cambios legales todavía cuestan sangre a sus habitantes. No es un dato histórico, sino actual. Sangre ha costado que los jueces y los partidos políticos se arremanguen para aflojar la soga que aprieta el cuello de las familias que no pueden pagar su hipoteca.

Varios ciudadanos han tenido que quitarse la vida asfixiados por la insensibilidad de los banco acreedores, por la indiferencia de muchos jueces que aplican la ley y por los partidos ocupados en el reparto de cuotas de poder más que en atender las necesidades de sus votantes. ¿A quién votó en las últimas elecciones el vecino de Granada que se colgó de una viga el mismo día que una comisión judicial iba a desahuciarlo? ¿Cuántas veces se arrepintió de haber votado antes de anudarse la soga al cuello?

Antes que él hubo otros desesperados que se quitaron la vida, pero no se les dio la menor importancia. Viene a la memoria la tragedia de Ana Orantes, también granadina, cuya muerte quemada viva por su marido en diciembre de 1997 hizo que la violencia machista irrumpiera por fin en la agenda política. Hubo otras muchas muertes antes y después, pero ahí sigue el dramático requisito de la sangre para que la sociedad española tome conciencia y para que los partidos acepten llevar a cabo cambios legislativos.

Ahora se han puesto de acuerdo PP y PSOE para hacer las reformas que impidan los llamados “desahucios exprés”.  El ayuntamiento de Sevilla ha desistido de desalojar a algunos usuarios de las viviendas municipales y los decanos de los jueces reunidos en Barcelona han advertido de que no piensan seguir siendo los cobradores del frac de los bancos.

Conozco a una procuradora que se desvinculó de un banco hace tres años porque se le removían las tripas cuando tenía que representar a su empresa en la ejecución de desahucios. Tres años más tarde y algunos muertos después, parece que también a los jueces les remuerde la conciencia. Considera un documento elaborado en el seno de la judicatura que “la legislación actual concede enormes privilegios procesales a las entidades bancarias en perjuicio de los ciudadanos y eso provoca una indefensión importante y posibilita abusos. Pedimos una legislación más igualitaria”.

Antes de la muerte del granadino Miguel Ángel D., quienes decían eso mismo eran tildados de radicales o antisistema. ¡Hasta el Tribunal de Justicia de la UE ve ahora ilegal la ley española sobre desahucios! Está bien que se rectifique, pero a veces el daño es irreparable. La semana pasada murieron cuatro chicas en una fiesta de Madrid y días después el ayuntamiento decide cerrar dos edificios públicos para verificar su seguridad. Siempre el tributo de la muerte para hacer lo que exige el simple sentido común. Qué puede esperarse de un país que necesita tener difuntos sobre la mesa para tomar decisiones.

Anuncios

Acerca de josebejarano

Periodista andaluz
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a El tributo de la muerte

  1. Juan Marín dijo:

    Terribles sucesos, pero no han sido los causantes del cambio de opinión de PP y PSOE para reformar la legislación bancaria, ni las quejas de los jueces, ni los cerrajeros o policías que pedían declararse objetores de conciencia, no, el auténtico catalizador del cambio político y del paro a los deshaucios de la banca es la fijación de fecha (1 diciembre) para constituir el BANCO MALO, que absorberá los activos inmobiliarios “tóxicos” de los bancos. Lo mejor de todo, es que lo venden como el método para que los contribuyentes no paguen las deudas bancarias provocadas por sus activos tóxicos……debe ser que el gobierno ha descubierto una fuente de dinero que no somos los contribuyentes. JA!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s