Rajoy y Rubalcaba, dos candidatos a merced de la ola

Rajoy y Rubalcaba quisieron hacernos creer en el debate electoral del lunes que son capaces de cabalgar la ola y llevarla a donde ellos quieran. Que uno de los dos saltará el 20-N a lomos de la crisis y la llevará a la playa deseada por el pueblo soberano. Sabemos que el surfista que gane las elecciones -mejor sería decir que el que se erija en vencedor gracias a la derrota del adversario- será zarandeado por la tempestad, traído y llevado a voluntad por la marea y cuando por fin desemboque en una playa, la indicada por los mercados. Aunque al llegar saluden haciendo la señal de la victoria y declaren solemnemente que era el rumbo que se habían marcado en la partida.

Por eso el debate me parece insustancial, con los 550.000 euros que ha costado y toda la polvareda que le sigue. Que si uno ganó por goleada o el otro perdió por la mínima, que si los dos llevaban corbatas azules ¡qué horror! que si uno llamó al otro por el nombre de un presidente del Gobierno ya amortizado por el mercado, que si el mismo que se equivocó de contrincante ignora que Cazalla y Constantina son pueblos de Sevilla… Circo, y ellos lo saben.

Los que de verdad mandan han decidido lo que se va a hacer en este país durante los próximos cuatro años. Las elecciones no son sino el trámite inevitable para cubrir las apariencias. Lo que se va a hacer en cuatro años y más allá, independientemente del partido que pierda en las urnas dentro de poco más de una semana. Con toda probabilidad, el pueblo soberano dará la derrota a Rodríguez Zapatero, perdón a Rubalcaba, y por eso gobernará Rajoy. Él sabe que no será por méritos propios, pero qué más da, lo que importa es llegar sea como sea.

El nuevo presidente se nos presentará ufano sobre la ola, con algo parecido a una rienda en las manos y gesto de encarar el futuro. Pura apariencia. Las fuerzas sobre las que cabalgará serán infinitamente superiores a las suyas. Aunque en esta ocasión no haya forcejeo, como con su antecesor, porque Rajoy estará encantado del rumbo que le impongan debido a que coincide con el de su gente. Y así volveremos a creer por un tiempo en el espejismo de que el Gobierno nos gobierna, que los recortes sociales los ha elegido el pueblo, que retroceder es otra forma de avanzar, que los parados son trabajadores a punto de encontrar empleo y por el mar corre la liebre y por el monte la sardina.

 

Anuncios

Acerca de josebejarano

Periodista andaluz
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Rajoy y Rubalcaba, dos candidatos a merced de la ola

  1. julio dijo:

    Tal vez si la ola (política claro) se los tragase a los dos, no perderíamos mucho los españoles, creo que va siendo hora de ampliar el horizonte y acabar con el bipartidismo que pienso está ahogando la democracia en nuestro País. No es muy democrático un debate a dos y a los demás que los parta un rayo. Como son minoritarios además no dejamos que los españoles conozcan sus propuestas, toda la publicidad gratuita en los medios de comunicaciones para los dos grandes, ya que los pequeños no se la pueden costear ¿que tipo de democracia tenemos?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s