Jacarandas y república en las calles de Sevilla

Andan las calles de Sevilla animadas por el color violeta de las jacarandas y la república. Bienvenido sea el renovado aroma de libertad que se respira en nuestras ciudades gracias a la revuelta contra el secuestro de la política por parte de partidos ensimismados. De todos nosotros depende ahora que la protesta no muera en su primera llamarada y que encuentre cauce para conseguir la renovación de las formas de gestionar la cosa pública.

No entiendo a quienes expresan dudas sobre la protesta. Lo único que me inquieta de estos movimientos populares es que se frustren antes de lograr su meta. La indignación ciudadana se ha demostrado como un excelente combustible para mover el mundo. Lo preocupante es la abulia. La indiferencia paraliza el progreso. ¿Cómo inquietarse ante una pancarta que advierte “si no nos dejáis soñar, no os dejaremos dormir”

El reto ahora es que el movimiento sea capaz de tomar forma, que sirva para encauzar la indignación hacia la política. Comparto la crítica a la actual forma de hacer política, pero no el rechazo de esta actividad consustancial con la vida en sociedad. Política es todo, aunque la hayan convertido en nada. Comparto que es necesario cambiar este estado de cosas, aunque no toda la culpa es de los políticos. También somos culpables de haberles dejado hacer durante tanto tiempo.

Le llaman democracia y no lo es. Porque mandan los mercados y obedecen los gobiernos que fueron elegidos para ejercer el poder en nombre de la ciudadanía. Porque insulta la inteligencia que empresas que someten a sus trabajadores a regulación de empleo paguen a sus ejecutivos sueldos millonarios: más de 8 millones de euros cobró el presidente de Telefónica, César Alierta, en 2010.

Del movimiento 15-M debe salir una organización política, diferente en todo a las actuales, pero política. Alternativa, abierta, hecha de abajo arriba, basada en las formas de participación que posibilitan las redes sociales. Internet es la seña de identidad de los tiempos y la herramienta que hace posible otra forma de relacionarse en la sociedad y en su expresión más activa, la política.

De nuevo corren tiempos de ilusión y eso es bueno. Tiempos que traen a la memoria la canción de Llach que decía “si estirem tots ella caurà, i molt de temps no pot durar, segur que tomba, tomba, tomba, ben corcada deu ser ja”.

Anuncios

Acerca de josebejarano

Periodista andaluz
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s