Bildu y la cordura

Menos mal que el Constitucional ha puesto cordura en la polémica por las candidatura de la coalición abertzale Bildu en las elecciones municipales en el País Vasco. Otra cosa hubiese sido un despropósito que además de violentar las reglas básicas de la democracia, habría armado de argumentos a los que sostienen que los vascos son víctimas de un estado de excepción permanente.

Violentado las normas de la democracia porque, como recoge la propia Constitución, todo ciudadano tiene el derecho a elegir y a ser elegido, salvo que haya sido inhabilitado por sentencia judicial. Si hay pruebas o indicios de que alguno de los candidatos de Bildu es un tapado de ETA, que sea procesado por colaboración con el terrorismo y encarcelado o inhabilitado. De lo contrario, privarlo del derecho político es ilegal. Tampoco se pueden juzgar intenciones. ¿Quién decide cuánto énfasis en la condena del terrorismo es suficiente para que una formación política pueda concurrir a las elecciones? Si reunirse con ETA es motivo de exclusión, que excluyan al partido del Gobierno actual y al PP, que también negoció con terrotistas.

Impedir una candidatura de partidos legales y ciudadanos en plenitud de sus derechos políticos vulnera también la libertad de los ciudadanos a elegir a sus representantes sin más cortapisas que las impuestas por una sentencia judicial. Por todas esas razones, y otras más (no dar argumentos al adversario, por ejemplo) aplaudo la decisión del Constitucional de permitir a Bildu concurrir a las elecciones.

La decisión supone un rapapolvo para el Gobierno, impulsor del recurso contra las candidaturas de Bildu. El Gobierno sabía que esto podía ocurrir, pero pidió la ilegalización de Bildu para no dejar en boca del PP todo el discurso antiterrorista. Así y todo, el mensaje que ha calado entre un sector amplio de la población sensible a la demagogia es que el Gobierno “ha dejado entrar a ETA”. Pero lo que ha hecho el Constitucional es actuar con cordura frente a la utilización del terrorismo para arañar un puñado de votos.

Anuncios

Acerca de josebejarano

Periodista andaluz
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Bildu y la cordura

  1. Emilio Castro dijo:

    Es la ley, no la religión Católica, no se puede pecar de pensamiento, sólo de obra. Los componentes de la coalición Bildu, aún no han cometido ningún delito.
    Así funciona esto, cuando una persona comete un delito, se le juzga y hasta ese momento ha de existir siempre la presunción de inocencia ( si, es muy tonto esto, muy antiguo, tuve que explicárselo a mi sobrino de diez años hace poco * ).A algunos esta simpleza no les ha entrado en la cabeza después de treintaitantos años de democracia. El jefe de la oposición, Don Mariano, dice que acata la sentencia, pero que no la comparte .Acabáramos, imaginemos que el hombre que aspira a ser presidente del ejecutivo no acatara una ley del Tribunal Constitucional, ( es absurdo que lo piense, peor aún que lo diga).En cuanto a compartir o no, la sentencia. Es como estar a favor o en contra de la llegada de la primavera. Da igual lo que opinemos o compartamos.
    Inexorablemente, cada año nos ” sorprende” la estación de las flores y a la madre naturaleza, creedme, le da lo mismo.
    * Mi sobrino lo entendió a la primera

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s