Una patria menos para los dictadores

Sevilla, 13-02-2011

No falla, siempre que cae un dictador sale a la luz la fortuna que esconde en algún paraíso fiscal. Al egipcio Mubarak le calculan 30.000 millones de euros repartidos en cuentas de países con sistemas bancarios llamados “opacos”, que es una forma neutra de denominar a delincuentes que no miran si el dinero que les llega está manchado de sangre o teñido con el dolor de pueblos enteros.

No falla, cuantas más veces pronuncian la palabra patria, más engordan esas cuentas corrientes. Existe una relación directa entre el patriotismo de esos personajes y la cuantía del dinero que han sacado de sus países. Mubarak -como Ben Alí de Túnez o Mohamed VI de Marruecos- dicen patria y todos oímos el tintineo de las monedas caer en sus cuentas en Suiza, Estados Unidos o Francia. En los últimos días al frente de sus países, Mubarak y Ben Ali proclamaban su fe en Egipto y Túnez, pero no era más que una treta para ganar tiempo y acabar de saquear sus arcas. Estaba dispuestos a morir por su patria, decía Mubarak.

No falla, le ocurre lo mismo a los deportistas de élite. Pasean por todo el mundo los colores nacionales, pero tienen su residencia fiscal en Andorra, Suiza o Liechtenstein. Da igual que sean africanos que europeos o americanos. Patria es siempre igual a cuenta corriente.

Finalmente, no falla, cuando un pueblo se pone en pie nadie lo puede detener. Con la victoria de la juventud egipcia, todos estamos de enhorabuena. De enhorabuena los que no comemos patria, sino carne, pescado, legumbres, pan… todas esas cosas que escasean en los países donde lo único abundante y magníficamente repartido es la palabra patria.

Que la insumisión se propague como una mancha de aceite de sur a norte y de este a oeste. Que cada quince días haya una patria menos para los dictadores y una parcela más de libertad y justicia.

Anuncios

Acerca de josebejarano

Periodista andaluz
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Una patria menos para los dictadores

  1. julio dijo:

    Nos felicitamos cada vez que se vislumbra un rayo de luz en algún país del planeta, lastima que cueste tanta sangre,sudor y lágrimas deshacerse de ellos, espero que llegue el día en que no quede ningún dictador en la capa de la tierra, tal vez entonces nos demos cuenta del daño que han hecho a la humanidad.
    Muy buen comentario felicidades

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s