Noticia bomba en El Cairo

Sevilla, 6-02-2011

Recomiendo la lectura -o relectura- de un libro sobre el periodismo en zonas en conflicto cuyo contenido, pese a haber sido escrito en 1938, no pierde actualidad. Su título es “Noticia bomba”, del británico Evelyn Waugh (1903-1966). La descripción que hace del trabajo del reportero sigue siendo válida. No hay más que asomarse a las pantallas de televisión para ver el despliegue de medios que hacen algunas cadenas para, siguiendo la estela de las americanas, contarnos lo que ocurre en la plaza Tahrir de El Cairo.

El mayor esfuerzo lo hace TVE, que este fin de semana ha desplazado a la famosa plaza una veintena de profesionales para realizar medio telediario desde el balcón de un hotel lejano a la plaza. El problema no es lo que debe de costar semejante montaje, pagado con dinero de nuestros bolsillos, sino sobre todo la falta de contenido. Pepa Bueno repite casi las mismas palabras que utilizan desde Madrid para darle paso. A su vez, ella presenta a Rosa Molló, otra enviada especial, que a las nueve de la noche nos cuenta, en un set al lado del de Pepa, lo mismo que hemos leído por la mañana en los periódicos. O ayer. Después entra en escena Silvia Fernández de Bobadilla, que habla con algún que otro friki del lugar. Aún queda otra enviada especial, Érika Reija, que entrevista a manifestantes.

¿Información? Cero. Ruido, gritos. ¿Claves del conflicto? Ninguna. Si sabemos algo de lo que se cuece estos días en Egipto es porque nos lo cuentan desde Estados Unidos, donde Obama mueve hilos para sacar del atolladero a su fiel aliado Mubarak. En el escenario de la protesta nadie sabe nada. Sólo que protesta y pide la marcha del déspota.

¿Merece la pena semejante despliegue de medios y gastos con dinero público? No lo creo. Sobre todo, insisto, porque no aportan un solo dato nuevo. Por eso a uno, que tiene a pensar mal, le asalta la duda de si esto no responde al inflado ego de determinadas estrellas de la televisión que se hacen mandar a El Cairo, rodeadas de una cohorte de cámaras, realizadores y técnicos, contratos de enlaces de satélites carísimos, para seguir protagonizando la actualidad. Ellos siempre por encima incluso de la propia noticia.

Vuelvo a “Noticia Bomba”, una novela satírica que describe poco más o menos lo mismo reflejado más arriba. Un grupo de enviados especiales a una guerra en un remoto país africano que alimentan a sus periódicos con “noticias” previsibles y preparadas por el Gobierno, que les pastorea de aquí para allá para mostrarle precisamente lo que no está ocurriendo en el país mientras la información de verdad les pasa ante las narices sin que ninguno la huela. La noticia importante, la revolución que se fragua contra el Gobierno, sólo la encuentra un enviado especial que se despista de la comitiva de periodistas y acaba en medio del fregado.

Merece la pena leerlo.

Anuncios

Acerca de josebejarano

Periodista andaluz
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Noticia bomba en El Cairo

  1. Juan Marín dijo:

    Le conocía sólo por “Retorno a Brideshead” pero buscaré tu recomendación….

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s