Ha llegado el camión del tapicero

Sevilla, 26-01-2011

Por pesada, por inoportuna, la publicidad del tapicero la tenemos grabada a fuego en el cerebro como esos estribillos que repetimos durante días sin encontrar la manera de librarnos de ellos. Hasta que lo sustituye uno nuevo y acabamos echando de menos al anterior. “Ha llegado a esta localidad el camión del tapicero: se arreglan butacas, butacones, sofás, descansadoras…” Lo peor que es que el tapicero siempre llega un domingo por la mañana, tempranito.

Otros días aparece el afilador. La figura hasta cierto punto romántica del anterior profesional del afilado (gallego por lo general) ha sido sustituida por una furgoneta con megafonía que reproduce sin misericordia el soniquete del siringo. Justo cuando lo tienes debajo del balcón te entran ganas de asomarte a echarle unos cuchillos para afilar, pero con la punta por delante.

Algunos domingos toma el relevo un Seat 600 con altavoces que anuncia una sesión de teatro organizada por el ayuntamiento. Esta vez el altavoz sustituye al alguacil pregonero. Por orden del señor alcalde se hace saber que el domingo por la tarde habrá función teatral. “Ellos las prefieren rubias”, proclama la megafonía del pequeño pero potente seiscientos. Una divertida comedia gentileza del ayuntamiento, función gratuita. No le quedan a uno ganas de asomarse al balcón, sino a la rendija de la urna cuando lleguen las elecciones municipales. ¡El alcalde se va a enterar!

Al fin llega un domingo en el que no aparecen ni el tapicero ni el afilador ni el seiscientos del ayuntamiento. Qué paz, qué silencio. A lo lejos se oye el tañido de la ermita, surcan el cielo los tordos, hinchados de comer aceitunas, las cigüeñas camino del campanario… Hasta que a media mañana son sustituidos en el cielo por cinco o seis intrépidos aficionados al parapente (creo que se llama así a la práctica de volar asido con un arnés a una especie de paracaídas y propulsado por ventiladores).

¡Ah, qué tranquila es la vida rural!

Anuncios

Acerca de josebejarano

Periodista andaluz
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Ha llegado el camión del tapicero

  1. Marcos dijo:

    ¡Ay que vives! Será por que te lo has ganado

  2. Emilio Castro dijo:

    Pues sí, es licito buscarse la vida, dado que no somos una monarquia soviética.
    Está muy bien que la gente sobreviva dentro del mercado de consumo .
    Pero¿ Acaso un obrero corriente, no tiene derecho a dormir la siesta ?
    Es dificil disfrutar de un momento de reflexión, cuando te llaman constantemente para preguntarte si tienes internet en casa.
    Al final ,tendremos que vivir todos en el campo si queremos tener un ratito para pensar y deglutir la opulenta Europa que nos ha tocado vivir.
    ¡Que suerte haber nacido aquí ! o no…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s