El que nace lechón…

Sevilla, 27-10-2010

Hay dos juntaletras, autotitulados escritores, de cuyo nombre no pienso acordarme nunca más, que dicen sandeces para atraer sobre ellos la atención del público e intentar vender libros de forma tan burda. Hay dos escritores fascistoides que no renuncian a nada con tal de engordar sus cuentas corrientes. Los dos tienen otros rasgos en común: son lenguaraces, chulos y maleducados. Necesitan toda la calle para trasladar sus egos. Perdonavidas, matasietes, pendencieros.

Uno de ellos es académico, pero eso no es mérito exclusivo porque en la institución hay otros lechones similares. Va de reportero de guerra y aventuras, de hombre duro, de macho-macho que nunca llora. Por eso dice que Miguel Ángel Moratinos es un “perfecto mierda” por la lágrima que soltó cuando su cese como ministro de Exteriores. Creo que la mayoría de los hombres nos sentimos más cerca de Moratinos  que del estereotipado, impostado, escritor. Al que podríamos recordarle el refrán “dime de lo que presumes y te diré de lo que careces”.

El otro individuo es rijoso, aunque va de excéntrico, exótico. En realidad es la quintaesencia del señor instalado a la sombra del poder desde que el poder se paseaba por Madrid con bigotito recortado y pelo abrillantado que en los años 70 babeaba detrás de las primeras minifaldas, aunque luego en casa exigía rectitud y buenas costumbres.

El engolado autor dice ahora que se acostó con dos niñas de 13 años, dos zorritas, según su propia terminología. Lo confiesa cuando el delito de pederastia habría prescrito y después, cuando ha conseguido que todos los focos le miren, rectifica y jura por su honor que nunca ha tenido sexo con menores.

Ninguno de los dos escribelibros ha sido nunca santo de mi devoción, pero lo son de muchos lectores que ahora deberían ponerlos en el lugar que se merecen: en el baúl de olvido. Aunque sea por carecer de escrúpulos a la hora de promocionarse. Y porque el que nace lechón, muere cochino.

Anuncios

Acerca de josebejarano

Periodista andaluz
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a El que nace lechón…

  1. Juan Marín dijo:

    De acuerdo contigo que las formas del señor académico son terribles y que su ego lo ven desde el Meteosat, pero hay que reconocerle que algunas de sus novelas (El Húsar, El Club Dumas, El maestro de esgrima) son buenas. También se agradece que alguien, de vez en cuando, llame imbéciles a los imbéciles desde una tribuna pública, aunque, como teoriza Pino Aprile, sean el salto evolutivo que dirija y condicione nuestro futuro. Así que, no puedo evitar estar de acuerdo con el académico en que más peligrosos son los imbéciles que los malvados…..cuidado con ellos y sus ansias de salvarnos de nosotros mismos.
    En cuanto al excéntrico exótico sólo siento grima en cuanto le veo, oigo o leo……por lo que procuro evitarlo, igual que evito los insectos venenosos…..por instinto.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s