Apenas un 20% de sentido común

Sevilla, 13-10-2010

El último estudio del Centro de Investigaciones Sociológicas certifica que casi la mitad de los españoles (46%) considera que si uno de los dos miembros de la pareja tiene que dejar el trabajo, mejor que lo haga la mujer. A primera vista, la elección se antoja arbitraria, irracional. ¿Por qué ella si él gana menos o está hasta la coronilla del jefe o de la jefa, mientras ella disfruta de lo que hace?

¡Ah, claro, porque ellas son más hacendosas y cuidan mejor de niños! Mientras ellos son torpes en casa y útiles para traer el sustento al hogar. La consabida cantinela de que ellos son competitivos y ellas, sensibles. Eso sería antes porque hoy suele ocurrir, si no lo contrario, casi. No hay más que salir a la calle a las siete de la mañana y comprobar que por cada hombre que corre por las aceras rumbo al trabajo, corren dos o tres mujeres. Asómese a las aulas de cualquier universidad y verá la fuerza de las mujeres. Pero también en oficios tradicionalmente exclusivos de hombres.

Toda elección por sexo entraña una alta dosis de sinrazón, abre paso a la injusticia y al machismo. ¿Qué tiene que ver el sexo para dejar o tomar un trabajo, para criar a los niños o para barrer la casa?

O los encuestados no se pararon a pensar dos veces la respuesta o en este país aún somos muy machistas. Sólo así que entiende que apenas un 1,8 por ciento se incline porque sea el hombre el que deje el empleo. Algo más del 20 por ciento responde que indistintamente, es decir que el sexo no sea el que incline la balanza. ¡Este país muestra tener un 20 por ciento de sentido común! No es verdad que sea el más común de los sentidos.

Aunque más que arbitraria, la pregunta del CIS me parece irreal porque lo frecuente es que sea el trabajo el que lo deja a uno o a otra. Las empresas son las que eligen despedir y lo están haciendo con las mujeres de forma preferente. Y las que pagan peores sueldos a ellas pese a que hagan el mismo trabajo.

Pregunta irreal porque tenemos un modelo económico en el que no prevalece ni la racionalidad ni la productividad, sino la inercia de modelos de organización empresarial muchas veces desfasados que, a la postre, parecen hechos para amargarle la vida al subordinado.

En ese mundo laboral, que el trabajador pueda elegir, llegado el caso, entre rescindir el contrato uno u otro miembro de la pareja parece un sueño. O una pregunta del CIS.

Anuncios

Acerca de josebejarano

Periodista andaluz
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Apenas un 20% de sentido común

  1. Jorge dijo:

    Querido Pepe, falta un dato fundamental. El porcentaje de mujeres que creen que son las mujeres las que deben dejar el trabajo. Igual habría sorpresas.
    Sigo de abogado del diablo:
    Es como la estadística de que en 7 de cada 10 accidentes los conductores eran hombres, por tanto tienen más. Falta otro dato fundamental. El del porcentaje de conductores que son hombres. Si acaso 8 de cada 10 conductores en carretera son hombres, estonces es evidente que entre las mujeres la siniestralidad es mayor.
    Saludos compañero!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s